TRADUCE NUESTRO BLOG

#losrecreadoreshablan
LOS RECREADORES HABLAN
TEST DE NUESTRA SECCIÓN LOS RECREADORES HABLAN A SANDRA LÓPEZ
Portal Historia - La pregunta más extraña por parte de un espectador en una recreación.
Sandra López - Si no me da miedo pelear contra los compañeros, a la cual respondo con toque de humor... “a ellos les da más miedo luchar contra mi”


jueves, 27 de diciembre de 2012

LA FEDERACIÓN ANDALUZA DE RECREACIÓN HISTÓRICA RECREA A LA 83ª BRIGADA DE INFANTERÍA NAVAL DEL RKKA

LA FEDERACIÓN ANDALUZA DE RECREACIÓN HISTÓRICA RECREA A LA 83ª BRIGADA DE INFANTERÍA NAVAL DEL RKKA 


Fotografías pertenecientes a FARH

Os presentamos desde la FARH la nueva unidad de 2ª Guerra Mundial que recreamos, concretamente la 83ª BRIGADA DE INFANTERÍA NAVAL DEL RKKA, brigada perteneciente a la Flota del Mar Negro y que combatió esencialmente en el sector sur del Frente Ruso.

Cuando Alemania invadió la unión soviética hizo grandes avances y tomo muchos prisioneros, los rusos hicieron uso de todos los hombres que tenían disponibles y los marineros no fueron la excepción, así fue como se crearon las Brigadas de Infantería Naval, que eran en si tripulaciones de barcos a las que se le asigno pelear en tierra. Aunque también participaron en la mayoría de los asaltos anfibios realizados por los rusos. A pesar de que estos marineros tenían casi el mismo entrenamiento que un recluta, demostraron un valor y una iniciativa excepcional en el combate ganándose el sobrenombre de “la muerte negra” gracias en parte al color del uniforme de marinero con los que fueron inicialmente a la batalla. 

Después de 1942 solo quedaron un par de estas brigadas, ya que a la mayoría se le asigno uniformes de soldados y se unieron a las divisiones de fusileros corrientes.

Todo surgió hacia principios de este verano, en que algunos miembros de la asociación  pensamos que podría enriquecernos el recrear una unidad soviética ya que daría una nueva perspectiva a nuestras maniobras y nos acercaría al Frente Ruso. Y dicho y hecho, nos documentamos y nos decidimos por la marina soviética, que combina en su uniformidad el clásico equipo del infante ruso de la época con algunos elementos más propios de un ambiente digamos, naval.

Por ahora cinco camaradas hemos respondido a la “llamada de la Madre Patria”, suficientes para un pequeño pelotón de infantería con un teniente al mando y un sargento como segundo.
El “bautismo de fuego” se produjo en el evento organizado por Codex Belix  “ Revive la Historia….de cine” el pasado Octubre en  Murcia. Sólo pudimos acudir 3 miembros que se unieron al grupo formado por los “1st. Poland” y otros grupos de alemanes de toda España.

También os adjuntamos algunas fotos de nuestra primera actividad como unidad, correspondientes al pasado 16 de diciembre, en unas “maniobras” que regularmente organiza nuestra Federación. Fue un gran día de camaradería e ilusión por el nuevo camino que abríamos en nuestro grupo. Esperamos que disfrutéis de ellas.




martes, 25 de diciembre de 2012

RUTA POR LAS TRINCHERAS DE LA GUERRA CIVIL EN GRANADA

JORNADA DE RECREACIÓN HISTÓRICA RUTA POR LAS TRINCHERAS DE LA GUERRA CIVIL EN GRANADA 


Crónica y Fotografías de la Federación Andaluza de Recreación Histórica

Uniformados como tropas de montaña alemana en la Segunda guerra Mundial, nos decidimos a recorrer las innumerables trincheras y blocaos que se encuentran en la Sierra de Huetor, al Este de Granada. La idea era pasar un día de camaradería y hacer Living History de WWII aprovechando el magnifico entorno.

Comenzamos la marcha en pos de nuestro objetivo a las 10:00 a.m. sobre una cota de 1.400 metros de altitud. Listos y preparados caminamos en ligero ascenso por una amplia pista forestal.


A unos 200m llegamos al primer collado de 1.492 m.a. abandonando la pista y adentrándonos en un sendero sinuoso cuesta abajo. Al poco divisamos entre el denso bosque las primeras trincheras del bando nacional a una cota de 1.427m.a. 


Retomamos el camino de nuevo dejando las posiciones a nuestras espaldas, bajando por un sendero con un pronunciado descenso, con vistas enseguida , al Norte, el Peñón de la Mata, al otro lado del rio Bermejo, que  discurre valle debajo de por donde nos hallamos.

 Encontramos un cruce de senderos, el del Oeste nos llevaría a la población de Nivar. Tomamos el del Este, que nos debía conducir al Cortijo de Carifaquin.


Transitamos por un bosquecillo repleto de agracejos, madreselvas, y escaramujos; cruzamos una pequeña escorrentía superficial, procedente de un manantial cercano. Aprovechamos para reabastecernos de agua.

Tras dejar un empinado sendero hacia el sur, dirección al cerro de la Yedra que visitaremos otro día, continuamos el sendero hasta llegar a la cota mas baja, 1.178 m.a. en el Barranco de la Alfaguara.

Una vez allí, localizamos la carretera Nivar-Cogollos Vega. Alcanzamos el Cortijo de Carifaquin, tras una marcha de 2km desde el inicio. Decidimos tomarnos un merecido descanso, avituallarnos, e iniciar posteriormente el último tramo de nuestra misión. 





Enlazamos con una nueva pista forestal en ascenso, para desviarnos por una empinada senda que nos llevará a una altitud de 1.250m. 

Tras una media hora de duro ascenso alcanzamos una nueva posición llamada Llano del Fraile a 1.360 m. de altitud y situado a unos 5Km del punto de inicio de la ruta.



De vuelta a nuestro “cuartel”, dejamos pendientes la inspección de las trincheras del Cerro de la Yedra. 

Alcanzamos nuestro campamento a las 05:30 p.m.



SECCIÓN LA FRAGUA, EL GRUPO DE RECREACIÓN HISTÓRICA EJERCITO DEL EBRO RESTAURA UN FORD AA MOD 1929

SECCIÓN LA FRAGUA, EL GRUPO DE RECREACIÓN HISTÓRICA EJERCITO DEL EBRO RESTAURA UN FORD AA MOD 1929








La compra del camión Ford AA por parte del grupo de recreación histórica “Ejército del Ebro” se produjo de forma espontánea y sin pensarlo demasiado, la verdad. Un miembro del grupo lo descubrió en un estado total de abandono por casualidad, y nos informó de su hallazgo. El resto nos dejamos llevar por la ilusión de adquirir un vehículo que forma parte de nuestra historia, e intentar revivirlo y que formase parte en nuestras recreaciones. Una vez comprado fue trasladado a un local para su restauración.

Hasta ese momento no se habían hecho las comprobaciones necesarias para saber si era viable un proyecto de restauración de estas dimensiones por parte de un grupo de aficionados. El tema económico era sumamente importante. Y dependiendo del estado del motor, sería o no posible terminar con éxito el trabajo.

Tras las primeras labores de desmontaje de los restos de madera, chapa y elementos del motor; abrimos el bloque y comprobamos que el motor estaba entero y sin fisuras, además de no estar clavado. Por tanto, al motor, de más de 70 años de antigüedad, solo se le sustituyeron los pistones y los aros, conservando la camisa y ni tan solo se rectificó el bloque ni la culata. También se cambió el embrague, algunos piñones y la bomba de agua. Una vez desmontado todo, el trabajo más laborioso y aburrido fue pulir totalmente todo el chasis y hierros, pintándolos con imprimación y acabándolos en negro.

Se tuvo que enderezar la dirección, pues la barra tenía un fuerte golpe y estaba totalmente torcida.
A partir de aquí, se volvieron a montar los elementos de manera correlativa, cambiando engrasadores y engrasando a la vez, pues este camión lleva más de cincuenta puntos de engrase. También se limpiaron los frenos, se montaron las varillas y se puso el motor en su sitio. Finalmente, el radiador fue sustituido por uno nuevo. Uno de los principales problemas que surgieron de forma constante, fue que las piezas volvieran a encajar de manera más o menos simétrica en el montaje.
Al cabo de unos dos años de trabajo ya teníamos el chasis con las ruedas ,dirección, motor, cambio y depósito completo. En ese momento, el camión Ford ya era un vehículo automóvil, pues ya arrancaba y podíamos moverlo por el interior del local donde realizábamos las labores de restauración de nuestra joya.

La cabina no es la original del Ford AA , ya que en los catálogos no aparecen las piezas de la cabina, exceptuando las puertas que si lo son. Es toda de madera y estaba en un estado lamentable. Siguiendo el método que habíamos utilizado en los otros elementos del vehículo; aprovechamos lo que pudimos de ella y la reforzamos con una caja interior de hierro, donde se anclaron los soportes de las puertas. Una vez restaurada, se volvió a poner encima del chasis y se atornilló con los antiguos anclajes que ya llevaba.

La caja se hizo totalmente nueva, de madera y solo se aprovecharon los laterales de hierro que sujetan las barandas. El portón también es nuevo. Tanto la caja como el portón se hicieron tomando como modelo las muchas fotos de camiones que aparecen en fotografías de la Guerra Civil Española.

Los asientos son los originales, restaurados por un profesional tapicero, y estudiados al milímetro, pues dentro de la cabina el espacio es muy estrecho y de difícil movimiento; por esta razón, las tapicerías tenían que quedar ajustadas al máximo a la persona que lo conduce.
Por el resto, cabe decir que han sido más de cuatro años en que no se ha dejado de trabajar en él. Muchas han sido las horas empleadas, no solo en la restauración, si no en la búsqueda de manuales originales, localización de piezas de época por mercadillos y talleres especializados.....por suerte pudimos localizar y contactar con una casa estadounidense que fabricaban piezas para el Ford AA modelo 1929, la cual nos ha facilitado la restauración. Y donde no se ha llegado con dinero se ha llegado con ingenio y ganas de conseguir hacer correr este magnífico vehículo, al que hemos bautizado con el nombre de Bucéfalo.

Por último, destacar la confianza que “Ejército del Ebro” ha depositado en Albert Aguarón y en mi para que hiciésemos posible este proyecto; y agradecer a mi compañero de trabajo Jordi Balsells su ayuda y sus consejos. Han sido 5 años de duro trabajo, pero estamos muy satisfechos de la faena realizada. Ahora ya solo nos queda poder darle el "bautizo de guerra" en la próxima recreación.

Pere Ventura Lloret
Grupo de Recreación Histórica``Ejército del Ebro´´