TRADUCE NUESTRO BLOG

#losrecreadoreshablan
LOS RECREADORES HABLAN
TEST DE NUESTRA SECCIÓN LOS RECREADORES HABLAN A SANDRA LÓPEZ
Portal Historia - La pregunta más extraña por parte de un espectador en una recreación.
Sandra López - Si no me da miedo pelear contra los compañeros, a la cual respondo con toque de humor... “a ellos les da más miedo luchar contra mi”


lunes, 22 de septiembre de 2014

SECCIÓN “PERSONAJES HISTÓRICOS” CARLOS DE LA ROSA COMO ATHO DE FOCES

SECCIÓN “PERSONAJES HISTÓRICOS” CARLOS DE LA ROSA COMO ATHO DE FOCES


  • Nombre: Carlos de la Rosa Iglesias (Presidente de la Asociación Histórica Feudorum Domini)
  • Edad: 37 Años.
  • Personaje al que recrea: Atho de Foces.
  • Tiempo recreando su personaje: 7 Años.
  • Fotografías del artículo: Olga H Bo.

Carlos de la Rosa durante el evento "Coronación Pedro III”

















Entrevista


1. Para tener un conocimiento de su personaje, nos podría hacer una breve sinopsis del él.

Atho de Foces es un rico hombre de la Corona de Aragón, perteneciente a una de las famosas 12 casas grandes, obviamente a la de Foces. No tenemos constancia de cuando fue su nacimiento, aunque teniendo en cuenta que empieza a aparecer en los anales de Jeronimo Zurita en 1257 y que se casó en la misma época, podemos aventurar que nació aproximadamente hacia 1230-1240. Sí que conocemos exactamente la fecha de su muerte, gracias a su tumba que se conserva en la Iglesia abacial de San Miguel de Foces, que fue en el año 1302. Es por ello una persona que está presente en los grandes hechos de la Corona desde la conquista de Valencia (su padre Eximen de Foces fue declarado comendador de Valencia, y la catedral de la ciudad fue sufragada por el). Es uno de los nobles de confianza en la corte de Jaime I, llegando a ser su mayordomo, así mismo es preceptor de su hijo, Pedro III el grande, y tuvo también gran importancia en la corte de este, siendo una especia de consejero “oficioso”, con Alfonso III fue uno de los nobles que encabezó la revuelta nobiliaria de la “Unión de Nobles” que obligó al Rey a conceder el Privilegio General de la Unión, muriendo finalmente durante el reinado de Jaime II, es por lo tanto un noble que vive el crecimiento, expansión y consolidación de la Corona de Aragón.

Su linaje tiene tal importancia en la historia de la Corona, que su  abuelo (también llamado Atho) fue el encargado de traer desde Roma la aceptación del Papa del enfeudamiento de la Corona al Vaticano, trayendo con el los símbolos y colores papales, origen de la señal real que todos conocemos y reconocemos como los colores de la Corona.

2. Que factores le inspiro a la hora recrear esta figura histórica.

Inicialmente, siendo sincero, se dieron varios factores:
-El grupo al que pertenecía entonces tenían como filosofía recrear a las grandes casas, y había ya muchas “cogidas”.

-De entre las que estaban “libres”, la heráldica que por entonces creía que era la de los Foces (tres podaderas de oro sobre gules) me era muy atractiva. (Después descubrí  que aún era más atractiva durante el Siglo XIII, un campo de Jirones de Gules sobre oro).

-Quería recrear a un personaje que pudiera coger varias épocas, desde el XII hacia adelante, y el linaje de los Foces, es de los más antiguos, dándose también la circunstancia que los nombres familiares principales son siempre Atho y Eximen, por lo que siempre podría haber un Atho en la mayoría de los momentos históricos (de hecho, por ejemplo, a las navas de Tolosa también fue Atho de Foces).

3. Con que tipo de archivos se documentan para la investigación de su personaje.

Para documentar mi personaje tenemos que hablar de tres áreas de documentación, la de los hechos históricos, la de los modos y formas de un noble de la Corona y la de los bienes materiales.
Los hechos históricos los he documentado con el Diplomatario de Pedro III el Grande, (de este documento, descubrimos que la mujer de Atho de Foces fue Sancha Valles de Antillón, hecho que anteriormente no se conocía, o al menos no se había documentado como tal en ningún sitio), con los anales de la Corona de Aragón de Jeronimo Zurita, y con el Libro de los hechos de Jaime I. 
Para documentar el trato, las funciones y las características sociales de este personaje, principalmente en el Vidal Mayor.

Por último, para documentar la parte material de todo personaje (vestimentas,  ajuar, menaje..) principalmente con las miniaturas del Vidal Mayor, de las Cantigas y el libro de juegos, con los restos arqueológicos de museo de telas ricas del monasterio de las Huelgas reales… y cualquier fuente pictórica, arqueológica o escultórica que tengamos de la época, manteniendo el criterio de que las fuentes sean próximas geográficamente hablando, es decir, que si no pueden ser de la propia Corona, sean al menos de los reinos hispanos.

4. En qué etapa de personalización se encuentra su personaje en estos momentos.

Ahora mismo mi personaje está en un proceso de mejora social y personal, es decir, procuro que mi personaje vaya creciendo en comportamientos y usos sociales adecuados a su rango.  Es complicado mantener una personalidad que en muchos casos actualmente nos podría repeler, pero que sería la más propia de un noble de la época. Por ejemplo, durante el pasado evento de la Coronación de Pedro III, Atho de Foces defendió los derechos y prevendas de una Dama noble, pese a que claramente esta había abusado de su posición. En otro momento se mantiene muy celoso de sus derechos de conquista, negándose a ceder un territorio arrebatado a los moros a su anterior propietario, una cristiana en tierras musulmanas.

De todos modos no es un personaje al que le haya dado una personalidad de “malvado”, no, sencillamente le estoy dando una personalidad que creo que podría ser la razonable para una persona que es consejero Real, y que ante todo es muy celoso de sus derechos como noble (de hecho, recordemos que encabezó las revueltas nobiliarias cuando el Rey Alfonso III se negó a jurar fuero).
 
5. En qué tipo acontecimientos y lugares recrea a su personaje.

En cualquier evento en el que participe, como ya he comentado, el  linaje de los Foces es muy amplio, por lo que si en un evento, cronológicamente hablando, Atho no debería estar ahí, recreo a su padre, o a su abuelo, eso sí, siempre dentro del siglo XIII, que es el que recrea principalmente Feudorum Domini.
Lo que si es cierto, es que recreo netamente su versión civil, prácticamente nunca me pongo ya la loriga, veste, casco y escudo (aunque los tengo como parte mi panoplia del personaje), sencillamente porque considero que la recreación Civil tiene más posibilidades que la netamente militar. Así mismo, problemas cervicales me recomiendan fuertemente no sobrecargar mi espalda, por lo que se junta lo que quiero hacer con lo que debo.

6. Piensa que la recreación histórica podría ser una plataforma para realzar la vida y pasajes de personajes históricos. 

No solo pienso que podría ser, si no que creo fervientemente que debería ser así en todo momento. Pero tengamos en cuenta que un personaje histórico no es solo aquel que ha transcendido por las crónicas, el pueblo llano, un monje humilde, un mercenario, también son personajes históricos que son fundamentales para la comprensión real del momento, lo que pasa es que no conocemos su nombre, pero existir existieron, y son fundamentales para no solo entender otros que si conocemos  como los reyes, los nobles o los eclesiásticos de alto rango, si no que también son la razón de ser de estos últimos.  Un Rey no tiene sentido sin reino al que gobernar, sin pueblo.

Antes de que cogiera yo a atho de foces como personaje, muy poca gente lo conocía como personaje histórico, ahora al menos suena en los pueblos por los que hemos pasado, y la verdad, ir a Ibieca, municipio al que pertenece San Miguel de Foces, y que la propia gente del pueblo me llame “Atho” cuando me ven, y que vengan a discutir conmigo hechos o historias de los Foces que han encontrado en tal o cual sitio… pues la verdad es que sienta muy pero que muy bien.

7. Que nuevos elementos le ha aportado usted a su personaje dentro del ámbito de la recreación histórica.

Sencillamente,  ser algo más que una referencia al pie de página en un libro de historia o en una revista especializada.  Procuro ser fiel a lo que conozco del personaje, e intento suponer lo que podría habar sentido en determinado momento.  Para mi es fundamental que el personaje no solo vaya vestido perfectamente de acuerdo a su categoría, sino que debe de comportarse como tal, tratar como debe a su Alteza, a su Eminencia Reverendisima, o a una vulgar molinera. El “rol histórico” es una necesidad en los eventos de recreación, ya no solo de cara al posible público, si no para conseguir una experiencia mucho más plena y real para el recreador.

8. Que sensaciones cree que trasmite al público cuando encarna el papel de esta figura histórica.

Sorpresa, respeto, odio, admiración, alegría, tristeza, cualquier sentimiento que transmita al público mientras encarno mi personaje me vale.  Me acuerdo como en el primer evento que hicimos en Ibieca, las Exequias de Eximen de Foces, yo mismo me emocioné cuando salió el féretro en el que supuestamente estaba mi padre, y más de una lágrima corrió por mis mejillas. Lo sentía de verdad, y eso lo transmití al público, y en ese momento vi a más de uno llorar también.  Conseguir ese momento de fuerza emocional es algo que debemos pretender cada vez que hacemos algo, si lo hacemos hagámoslo bien. Otro momento con una carga similar fue este año, durante la Coronación de Pedro III, cuando Luis Sorando (quien encarnaba al Rey) fue coronado, el Sargento de armas gritó un ¡Viva el Rey! Que fue seguido por todos, recreacionistas y público por un ¡¡VIVA!! que fue al unísono, seco, cortante, con una fuerza que solo podía salir de unas gargantas que durante un corto espacio de tiempo creían que estaban en el Siglo XIII, que estaban coronando a su Rey, y que su vida iba depender en gran parte de las decisiones de este. En ese momento más de uno de nosotros hubiera sacado las espadas si alguien se hubiera acercado al Rey con malas intenciones, y no por mantener el personaje, sino porque en ese momento Luis era nuestro Rey.

9. Como cree que evoluciona la recreación histórica en cuanto a reencarnar personajes históricos en los eventos recreacionistas y representaciones culturales.

Creo que es un área que se está fortaleciendo cada vez más. En los eventos que nosotros hemos participado siempre procuramos llevar ese sistema de personajes, y es un éxito. De hecho, hemos realizado durante este año, de una manera espontaneo y sin planearlo a priori, una historia con personajes definidos que van tejiendo una historia en cada evento en el que hemos participado. Estos personajes, que eran principalmente cuatro, Chelo  de Lua Media, Eduardo Murias, Eduardo Ejea y Quique de los Caltravos de Alcañiz, y yo mismo, fuimos realizando diferentes partes de una historia que empezó en el 2013 en las bodas de Atho de Foces y Sancha Valles de Antillón, continuó en Alcora 2013, prosiguió en Maria de Huerva 2014 (creo que hubo otro evento que siguieron, pero al cual no pude acudir yo) y finalizó en la Coronación de Pedro III. Con esto conseguimos dar un sentido a una historia a lo largo de los eventos, haciendo que nosotros mismos nos fuéramos metiendo en unos papeles y a la vez nos divirtiéramos nosotros y el público en general.

10. ¿Alguna anécdota curiosa que le haya pasado con su personaje en una recreación?

Hace ya años, en un evento en Anento, me tocó encarnar a un mercenario castellano a las puertas del campamento Aragonés, estábamos recreando la guerra de los dos Pedros, centrada en el Siglo XIV. Me vino un chaval de unos 6 años, y me preguntó “¿y tú que eres?” le solté lo dicho anteriormente, que era un mercenario al servicio de mi Rey Pedro I de Castilla y bla, bla, bla, al final,  le dije, “Bueno, resumiendo, que soy de los malos” la respuesta del chaval:
“Tu ni eres malo ni eres na, tú lo que eres es un Friki de mierda”
La respuesta del chaval fue sorprendente, pero no menos sorprendente fue la velocidad de la madre, que habiendo oído lo que me había dicho su hijo, y viendo que iba cargado de acero por todos los lados, cogió a su hijo visto y no visto, con una cara más colorada que un tomate, y es que hay ciertos comentarios que está claro que los niños no hacen más que repetir lo que oyen de sus padres.

3 comentarios:

  1. hay que ser valiente para seguir en esto después de escuchar comentarios como el de ese mocoso. Valiente y optimista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es cierto , la verdad que al leerlo me ha producido repulsión, una verdadera lastima que mucha gente piense eso de los recreadores y lo que es este método cultural.

      Eliminar
  2. Bueno, lo mejor es tomartelo como una anecdota mas, sencillamente. Por contra, he tenido mucas mas respuestas positivas por parte de muchos niños y adultos que contrarrestan situaciones así.

    ResponderEliminar